Saltar al contenido

Categoría: Publicaciones

El nombre del padre

Fue hace 15 años. Releía, por enésima vez el Seminario III de Lacan con la esperanza de arrancarle alguna pista nueva que me ayudara a despejar las incertidumbres que me generaba la problemática de las psicosis. Tengo un recuerdo muy preciso. Algo que sabía desde mucho tiempo antes se revelaba con esta frase:

El pecado original del psicoanálisis

La forma de decir de Norberto Rabinovich destraba las resistencias de los propios psicoanalistas. Porque nos encontramos con la dificultad de la revisión de un saber y sus efectos en la práctica. EL PECADO ORIGINAL DEL PSICOANÁLISIS posee pasajes básicos,emblemáticos, sustanciales, y un planteo que desata en el lector cierta discontinuidad en el hábito de leer una frase siempre igual.